¿Cómo utilizar el CBD y el cannabis?

El CBD o cannabis es un compuesto que se obtiene de la planta y que se usa como remedio para tratar dolencias y como suplemento para tener salud y bienestar. Es conocido porque sirve para el tratamiento de dolores crónicos, estrés, enfermedades mentales, acné e insomnio. Además, el CBD es terapéuticamente versátil y seguro y se tolera bien. Sus efectos no son psicoactivos, no produce un subidón, por lo que es atractivo para todas aquellas personas que buscan un alivio natural. Por su gran popularidad, el cannabis y el CBD se ofrecen en diversos productos y formas, como aceites, tópicos, tinturas, gomitas, cápsulas, vapeadores, lociones y crema CBD. Ahora, veamos cómo usar el cannabis o CBD.

Cómo utilizar el CBD o cannabis

Si se pregunta cómo consumir cannabis o CBD, tenga presente el tipo de producto, el efecto que desea y la dosis que le conviene. Existen diversas maneras de consumir CBD o cannabis. Puede tomar cápsulas, poner gotas debajo de la lengua, aplicarlo como loción o comerlo como caramelo. Veamos en detalle cómo usarlo.

  • CBD como aceite o tintura

Los aceites o tinturas de CBD deben administrarse vía sublingual, lo que significa que se ponen debajo de la lengua. Luego, se mantienen durante 90 segundos para que se absorba. Este método hace que el CBD se absorba directamente en el torrente sanguíneo. Después de mantenerlo 90 segundos, se traga lo que queda. Las personas a las que les resulta difícil introducir el aceite CBD directamente en la boca también pueden añadirlo a las bebidas. 

  • CBD como comestibles

La manera más fácil de usar el cannabis es consumirlo en forma de tabletas, gomitas, caramelos o cápsulas blandas. Aunque las cápsulas son fáciles de tomar, su efecto puede tardar más en sentirse porque tiene que pasar por las funciones metabólicas. Las cápsulas se pueden tomar con agua. En el caso de que consuma gomitas de CBD, mastique sólo una a la vez. El tiempo que tarda en hacer efecto es más lento que el del aceite, pero no tiene que preocuparse de medir la dosis. 

  • CBD por inhalación

El CBD también se puede inhalar fumando o vapeando. El cannabis inhalado entra en el torrente sanguíneo más rápidamente que de otras maneras, por esta razón es el mejor método de administrar el CBD. Al fumar o vapear, el CBD entra directamente en los pulmones y en el torrente sanguíneo. Esto significa que sus efectos se perciben más prontamente y por consiguiente es muy útil para aliviar el dolor o la ansiedad. El CBD se puede inhalar a través de cigarrillos electrónicos o vapeadores o fumar en un porro, o puede usar un vaporizador con un cartucho que contenga aceite de CBD. Recuerde que al fumar CBD se expone a carcinógenos. En el vapeo, el cannabis se calienta justo por debajo del punto de combustión y, por consiguiente, este método es más seguro que fumar. Aun así, el vapeo puede tener otros efectos secundarios. Al vapear CBD se logra un rápido alivio del estrés.  

  • CBD como tópico

Otra manera de usar el CBD es en aplicación tópica. El CBD o cannabis se utiliza mucho en productos para el cuidado de la piel, y está disponible como crema, bálsamo, pomada o loción. Es la manera más sencilla de usar el CBD, ya que su uso es similar al de otras lociones o cremas comunes. El CBD como tópico es más apropiado para las migrañas, los músculos adoloridos y las afecciones de la piel. Es fácil de usar y tiene efectos más suaves. Tome la crema, el bálsamo o la loción con sus dedos y masajee la zona afectada. Los tópicos de CBD le brindan alivio en una zona específica. Las cremas de CBD se usan como parte de su rutina diaria de cuidado de la piel para mantener una apariencia y sensación de juventud.

Conclusión

Existen muchas maneras de utilizar el CBD, aunque la forma en que una persona lo utilice también dependerá de sus requerimientos y preferencias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.