5 razones para elegir artículos de segunda mano

Vender y comprar los objetos que otros han dejado de usar trae una serie de ventajas que quizá desconozcas.

Cada vez más personas ponen en venta artículos que ya no utilizan, siendo una tendencia de la cual se benefician quienes están en la búsqueda de productos de segunda mano.

Desde artefactos eléctricos hasta calzados, ropa, bolsos y objetos decorativos, los productos de segunda mano vienen a paliar una serie de factores entre los que están los bajos costes y la protección del medioambiente.

Y para ello, la tecnología juega un papel muy importante, permitiendo el desarrollo de aplicaciones digitales que te permiten realizar transacciones de la forma más fácil posible. Es el caso de la app Ofertas, la cual busca incentivar la compra – venta de artículos de segunda mano dentro de tu comunidad.

Artículos de segunda mano: una oportunidad de ayudar

Ayudarnos entre todos se ha convertido en una necesidad en los tiempos difíciles para la economía y para el planeta que nos ha tocado afrontar.

Cuando compras artículos de segunda mano ayudas a otra persona a organizar sus espacios, a tener una entrada de dinero adicional o, simplemente, a ceder a buen precio aquello que ya no utiliza.

Muchas familias requieren cambiar de casa, reducir su almacenamiento, mudarse a otra ciudad, lo que las obliga a deshacerse de artículos que probablemente resultan de gran utilidad para otros. Es ahí donde puedes aprovechar la oportunidad y hacerte de esos objetos.

Razones para elegir artículos de segunda mano

1.      Tesoros impensables

Bien sea ropa, calzado o cualquier otro objeto, cuando compras artículos de segunda mano puedes conseguir verdaderos tesoros que no obtendrías en ninguna tienda, bien porque estén descontinuados a porque tuvieron buena acogida en su momento y se agotaron.

Si se trata de ropa, los encargados de las tiendas de segunda mano son expertos en disponer de piezas con acabados excelentes, de diseño, hechas con materiales excepcionales que las hacen únicas.

A nivel mundial esta es una tendencia que tiene muchos años creciendo, especialmente en países europeos, donde los conocidos rastros (baratillos o mercados de pulgas) tienen fieles seguidores, sobre todo aquellos que buscan ropa bien confeccionada que puede reutilizarse.

Una razón de mayor peso es que, al adquirir ropa de segunda mano, estarás contribuyendo a la lucha contra el fast-fashion que exacerba el consumismo y genera  desechos al ambiente de un impacto negativo incalculable.

2.      Los precios son insuperables

Bien sea que adquieras un objeto decorativo, funcional, un electrodoméstico o prendas de vestir, al ser de segunda mano, estarás ahorrando buena cantidad de dinero, pues los precios siempre están por debajo de lo que ofrece el mercado de productos nuevos.

Muchas veces puedes adquirir productos sin estrenar, quizá porque el primer dueño no tuvo oportunidad de utilizarlo o por cualquier otro motivo. Lo cierto es que, al no salir de una tienda, es muy probable que tenga un precio de ganga.

3.      Cero sorpresas

Es posible que al comprar productos nuevos por Internet, estos no sean lo que esperabas.

Al comprar artículos de segunda mano a través de una aplicación, tienes libertad de interactuar con el dueño de los productos.

Esa posibilidad reducirá las dudas y responderá las preguntas que surjan acerca de lo que vas a comprar, incluso podrás negociar el precio o llegar a un acuerdo sobre otros artículos adicionales que te interesen del catálogo de ofertas.

4.      Contribuyes con la economía de tu localidad

Cuando optas por artículos de segunda mano contribuyes a impulsar la economía de tu localidad, generando un movimiento que beneficia a tus vecinos y que, a largo plazo, termina por volverse un beneficio comunitario.

5.      Ayudas al planeta

Una de las formas más efectivas de ayudar al planeta desde tu espacio de acción es poniendo en práctica una de las tres R del consumo responsable: reutiliza (reduce y recicla).

Reutilizar ayuda a disminuir la contaminación y su impacto en el ambiente. Utilizar al máximo los objetos es una forma de proteger el planeta, pues evitas comprar cosas nuevas y que aumente la producción.

Cada vez que niegas una segunda oportunidad a los artículos de segunda mano, promueves el aumento de la emisión de gases a la atmósfera y la proliferación de materiales que una vez en desuso se convertirán en pasivos ambientales.

Por todo lo anterior, las plataformas de compra-venta de artículos de segunda mano toman en cuenta la calidad de los productos que se promueven, para evitar las malas experiencias y el descontento, y por tanto disminuir la popularidad de la adquisición de estos productos.

IOS
https://apps.apple.com/us/app/ofertas/id1482354661

Android
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.ofertas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.